PADRE HUGO-41 AÑOS DE VIDA SACERDOTAL

P. Hugo

La comunidad católica de la Parroquia San Martín de Porres de Castillo Grande celebra los 41 años de vida sacerdotal religiosa Monfortiana de nuestro párroco Hugo Soto Ortega, quien nació en el distrito de Rondos, provincia de Dos de Mayo, región Huanuco, el Padre Hugo nos relata que de un año de edad quedó huérfano de padre, y su madre tuvo que emigrar a Lima junto a sus 4 hermanos, en Lima estuvo internado por 2 años en una climática de las religiosas del Sagrado Corazón de Jesús en Ancón fue ahí donde inició su servicio como acólito despertando ahí su deseo de servir a Dios a través del sacerdocio.

Con ese deseo acudió al Seminario Santo Toribio, fue ahí que conoció la congregación religiosa Monfortiana y en un retiro decidió ser sacerdote, practicando la espiritualidad de consagración a Jesús por María.
Sus inicios fueron como diácono en las misiones itinerantes en las provincias altas de Cuzco y Puno a más de 3,800 msnm por los pueblos andinos, luego estuvo en ñaña como párroco, atendiendo a Huaycan ahí también estuvo en la pastoral social, estuvo también en Paucarbamba- Huanuco como misionero, finalmente vino a Castillo Grande actualmente atiende al valle del Monzón, valle del Venenillo. Durante todo su servicio en nuestro distrito siempre

Se mantuvo al lado de los más necesitados, acudiendo al llamado en todas las circunstancias, con compasión y sensibilidad, por su dotes de liderazgo integra diversas comisiones con la sociedad civil del distrito, siempre tiene aptitudes para inspirar a los demás, Fortaleza moral.
Fue por ese verdadero deseo de ayudar a la población que durante la pandemia estuvo al frente del comando COVID del distrito, apoyando a los agricultores en el traslado de sus productos a las ferias, también lideró la gran cruzada colecta solidaria para recaudar fondos y contar con una planta de oxígeno, planta de oxígeno que sirvió para salvar muchas vidas.

Padre Hugo nos pide revalorar la misión como modo de evangelización desde nuestro carisma en la medida de que estemos dispuestos de llegar a los que más nos necesiten y rescatar la espiritualidad profunda Mariana, extender el reino de Dios por las manos de Nuestra Santísima Madre Virgen María

Padre Hugo.

MOMENTOS QUE NUNCA OLVIDARAS.

Publicaciones Similares